La Plata Fiestas

La Plata Fiestas

Carlos Schuster: “Todas las fiestas son importantes”


Es uno de los referentes del catering de la Argentina. Llegó a hacer 24 fiestas por fin de semana y dice que los famosos no piden canje.





Ver Galería




Carlos Schuster trabaja cuando otros se divierten. O mejor dicho: su trabajo consiste en que otros se diviertan, la pasen bien, coman rico y tengan momentos inolvidables. Puede ser una fiesta de 15, un casamiento, un mitin político, un evento corporativo o cualquier otro tipo de celebración. Y no se queja, esa es su vida y le encanta, desde que heredó la empresa de catering que su padre Alfredo comenzó casi por casualidad luego de emigrar a la Argentina desde Alemania. Schuster Catering hoy es una fábrica gigante: tiene la capacidad para hacer 10.000 cubiertos por día y elabora el 95 por ciento de los productos que ofrece, desde los helados hasta los panes y las pastas. Además, tienen una división kosher y un coqueto local a la calle en Belgrano.

Noticias: Llegaron a hacer hasta 24 fiestas por fin de semana, ¿cómo era esa época?
Carlos Schuster: Sí, antes de la época de (Carlos) Menem, en los ochenta. Y durante el menemismo también. Con mi papá nos repartíamos las zonas: él tomaba zona norte y yo, la capital. Si me faltaban mozos en una fiesta, los movía de otra.


(Te puede interesar: Fernando Vidal Buzzi, maestro del periodismo gastronómico)

Noticias: La empresa la comenzó su papá.
Schuster: Estoy terminando de escribir la historia y voy a publicar un libro. Mi papá se vino de Alemania y llegó a la Argentina sin nada. Y hoy todos nos sentimos orgullosos de tener su apellido. Siempre digo que el 85 por ciento de la gente que compra en Schuster, compra confianza. Es un negocio de confianza.


Fotos: Marcelo Dubini.

Noticias: ¿Su padre se dedicó por azar al catering?
Schuster: Después de dejar Alemania, vivió cinco años en Bolivia, en Tarija, y luego vino para acá. Cuando llegó a Buenos Aires, empezó a trabajar de tapicero hasta que le ofrecieron la portería en el templo Lamroth Hakol, ahí vivimos once años. El orgullo es que después de ser el hijo de portero, este año voy a ser el presidente de esta institución. Cuando contaba la historia de mi padre, todos me decían que la tenía que escribir. Es una historia de esfuerzo. Un día le preguntaron si se animaba a hacer un evento. Para mi papá la palabra “no” no existía, y cuando se encontraba con una puerta que decía “Prohibido pasar”, él la abría para ver lo que había del otro lado. Era un busca. Los primeros 20 años en Buenos Aires nunca se tomó vacaciones.

Noticias: ¿Murió hace poco?
Schuster: Sí, a los 94 años. Vio el crecimiento de Schuster de la nada. Se fue tranquilo. La empresa y el templo eran su vida.

(Te puede interesar: Recetas para cocinar con vino: sugerencias del chef)

Noticias: ¿Cuándo arrancó usted?
Schuster: Yo nací en una olla de sopa. Siempre me gustó la gastronomía. Hoy Schuster es una empresa familiar: la comenzaron mi papá y mi mamá, Gertrudis, que es una luchadora. Después me sumé yo y mi hermana Haydée. Mi esposa, Viviana, maneja los números. Y mis dos hijas, Stefanie y Jacqueline son la tercera generación de Schuster.

Noticias: ¿Qué le quitó la empresa, después de tantos años de trabajo?
Schuster: Creo que voy a descansar de verdad el día que deje de trabajar. Nosotros vendemos responsabilidad. No puedo decir, como a veces hace un arquitecto: “Te voy a entregar la obra en febrero” y te la termina entregando en abril. El evento es miércoles a las 9 de la mañana y yo tengo que estar dos o tres horas antes del evento. La responsabilidad en este trabajo se escribe con mayúscula.

Noticias: ¿Fantasea con el retiro?
Schuster: No sé si quiero dejar de trabajar, pero sí trabajar menos. Por eso ya está la tercera generación y ya estoy pensando en la cuarta. Que sean ellos los que continúen la empresa. No tengo duda de que la Argentina va a tener futuro y nuestra empresa también, si seguimos haciendo bien las cosas.

Noticias: ¿Cuáles son los clientes más difíciles?
Schuster: No hay clientes difíciles, hay gente que tiene otra mentalidad. Cuando hacés un evento de 200 o 300 personas, el que lo compró es uno, pero el resto opina. Cuando la marca va a la calle, no puede fallar.

(Te puede interesar: Patricia Ramos: “El ambiente de la cocina es machista”)

Noticias: ¿Fiestas inolvidables?
Schuster: El casamiento de Valeria Mazza, el campeonato mundial de golf en 2000, cuando vino Lady Di a la Argentina, la presencia de (Nelson) Mandela en Ushuaia, el G20, (Donald) Trump y muchas. La verdad, todas. Me acuerdo de fiestas que hice y las recuerdo porque son todas importantes. Trabajo de lunes a lunes. Sé lo que pasa en cada evento y cuando viajo, llamo todos los días por teléfono. Por eso te digo que trabajo 365 días por año.



Noticias: ¿Alguna fiesta que haya salido mal?
Schuster: Me ha pasado que se me pudrió un plato y tuvimos que correr para solucionarlo. O que se cayó una bandeja de algo o chocó el camión. Pero para eso hay que tener logística. Siempre tenemos que solucionar los imprevistos. Vamos por toda la Argentina, hicimos eventos en Villa La Angostura y llevamos tres camiones.

Noticias: ¿Los famosos piden mucho canje?
Schuster: No, no, no. Valeria (Mazza) pagó. Y no, la verdad es que no. Aparte tampoco podemos hacerle canje a todo el mundo porque estaríamos fundidos. Otra fiesta inolvidable: el casamiento de (Marcelo) Gallardo, los cien años de los Bianchi: 50 años de Margarita y 50 años de Carlos. A Mercedes Sosa le hice muchos eventos. La “Negra” me quería mucho, cada vez que iba a su casa me quedaba charlando horas.

Noticias: ¿Qué platos pasaron de moda?
Schuster: Cuando empecé a trabajar con mi papá, un plato fundamental era la copa primavera con palmitos, melón y camarones. De segundo plato, crêpe de champiñones. Plato principal: pollo con salsa de castañas. A la gente le encantaba. Y el postre era una torta helada con salsa caliente de frambuesas, flambeada. Salían todos los mozos de la cocina con el fuego. De los canapés y calentitos nos fuimos a los appetizers, después a los finger food y más tarde, a las tapas. El menú al principio era canapés y calentitos, buffet froid –que era la mesa fría– tres platos, postre, mesa dulce, torta de bodas y final de fiesta. ¡Mirá todo lo que se servía antes! Hoy vienen los novios y te dicen: “Appetizer, un plato, ¿hace falta postre? ¿Mesa dulce para qué?”.

Noticias: ¿Se come menos?
Schuster: No sé si se come menos, se pide menos. Comer, cuando les servís, comen. Pero cuando se pide menos, tenés que tener mucho cuidado. Nosotros no podemos quemarnos. La gente no puede volver de un evento y parar en un local de comida rápida, eso no puede pasar.

Noticias: ¿Cuál es el plato que piden todos?
Schuster: Las cocciones largas, de cuatro o cinco horas. Antes hacíamos mucho lomo, pero el lomo es difícil por el tema de la cocción. Con los braseados no hay quejas sobre la cocción. La cocina peruana también. Hace veinte años nada hablaba de ceviche o tiraditos, pero hoy sí.

Noticias: Fuera del trabajo, ¿con qué se divierte?
Schuster: Soy muy deportista, ya hice dos Iron Man enteros. Hice cinco medios Iron Man, corrí muchos maratones. Entreno todos los días muy temprano.

Noticias: Tiene puesta una pulsera roja. ¿Sintió la envidia?
Schuster: Sí, existe. La mala onda de mucha gente, cuando te va bien o cuando te va mal. Cuando hiciste algo en la vida, que no es solamente plata, te dicen que es suerte; y cuando te va mal, te dicen que sos un boludo. Y no es así. Te puede ir mal por muchas otras circunstancias. La envidia es una parte del ser humano que es fea. Los argentinos nos tendríamos que unir y patear todos para el mismo lado.

Noticias: ¿Cuántas fiestas hacen por fin de semana ahora?
Schuster: Cuatro o cinco.

Noticias: ¿Por qué?
Schuster: Hoy la juventud “se junta”, la gente se casa menos, cambiaron las costumbres. Antes los que manejaban las fiestas eran los padres. Hoy cuando viene la juventud a charlar a la oficina, los padres ni aparecen. Cambió la manera de pensar de la juventud, que prefiere convivir, y si se casan, no hacen los eventos que se hacían antes. Se casan menos y con otra mentalidad.

Noticias: ¿Cuál es su lema?
Schuster: Nunca quedarse, mirar para adelante. Mejorar y no creérsela. Tengo fotos de cuando era chiquito, vestido de mozo, con el pantaloncito blanco. La palabra metas es fundamental en mi vida. La meta es trabajar lo máximo posible.

De vender empanadas al catering

Dos hermanos forjaron sus primeros pasos vendiendo la comida que preparaba su mamá. Con los años formaron una firma de distribución de alimentos para empresas del rubro petroleros. Ahora también avanzan en las instalaciones para campamentos.


Recibí todas las mañanas un correo con las noticias destacadas de la jornada





Los Soto buscan sumar confort a los campamentos pues saben por experiencia cómo es vivir en el medio del campo. (Foto: Juan Thomes)



Luis y Jorge Soto nacieron en Salto, República Oriental del Uruguay, pero de muy jóvenes vinieron a Neuquén ya que su padre trabajaba para Ucasa, la empresa que construyó la represa hidroeléctrica de Piedra del Águila. En 1979, cuando llegaban de la escuela vendían a los obreros empanadas preparadas por su madre. Hoy son dueños de una empresa de catering y alquiler de campamentos con 170 empleados.

“Jorge comenzó con una empresa unipersonal en 1999 y un año después me sumé yo para formar JAS SRL. Hacíamos el catering para el personal que construía la represa Pichi Picún Leufú y casi simultáneamente tuvimos nuestro primer cliente en el sector petrolero, que fue Astra Evangelista en el yacimiento El Portón, que estaba comenzando con la planta de GLP”, recordó Luis.


Pueden cocinar en la locación o, si las distancias lo permiten, prestar el servicio de viandas y su distribución, que se usa mucho en las obras de tendido de oleoductos. “Es variable, hay épocas de muchísimo trabajo y otras no tanto, pero nunca tuvimos menos de 2.000 servicios diarios de comida sumando todas las empresas”, contó Jorge.

JAS fue transformándose también en una empresa de alquiler de campamentos completos. Los tráileres se disponen de acuerdo a las necesidades del yacimiento y además se brinda energía eléctrica a través de generadores, agua potable con cisternas, provisión de combustibles y torres de iluminación.

“Vamos modificando de acuerdo al requerimiento del cliente. Los campamentos están lo que dura la operación y luego con el personal y equipo propio hacemos el DTM (desmontaje, traslado y montaje) en 24 horas para llevarlo a otra locación”, explicó Luis.

En números
170son los empleados que posee la firma JAS entre sus rubros de catering y alquiler de campamentos petroleros.800son los equipos que posee la empresa, 500 de ellos asignados a campamentos.

Los proveedores son todos de la zona y los hermanos Soto se sienten orgullosos de eso. “Los alimentos los compramos en los mayoristas y en el Mercado de Concentración y los materiales para los tráileres en comercios de Neuquén y Centenario”, detallaron y piden que “el gobierno haga lo mismo con las pymes locales y no se fije exclusivamente en empresas de afuera, que invierten poco y nada en la región”.

Como tantas otras pymes del sector, sienten las subas y bajas de la actividad. “Casi sin créditos, reinvirtiendo las ganancias, siendo ordenados en las cuentas y dando pasos seguros hemos podido ir creciendo a pesar de las dificultades”, comentó Jorge.



Los hermanos contaron que por los cambios de la Resolución 46 pasaron de hacer 1.500 viandas para Fortín de Piedra a menos de 200.

Sobre el estiramiento en los plazos de pago dijo que “se hizo una lamentable costumbre” aunque apuntó que hoy es tiempo de acompañar. “Es difícil cuando hay facturas que no se pagan” y recordó que la inactividad en la Planta de Agua Pesada les significó una deuda de 30 millones de pesos.
Una empresa regional que crece y suma calidad a las comidas


Desde aquellos humildes inicios en Piedra del Águila hace casi 20 años, JAS SRL ha tenido una muy importante evolución en la provisión de catering y el alquiler de campamentos.

Los números hablan por sí solos: 170 empleados, 70 vehículos que incluyen 15 camiones y 10 hidrogrúas, y cerca de 800 equipos en yacimientos, de los cuales más de 500 son campamentos. Tienen dos predios en Vista Alegre, uno en el Parque Industrial de Neuquén, uno en Añelo, una base en Centenario y acaban de adquirir un lote sobre la ruta 67.

Los Soto aseguran que los campamentos ofrecen todo el confort que necesita un trabajador petrolero. “Conocemos el tema porque fuimos empleados de la empresa que hizo la represa de Piedra del Águila”, dice Luis.

Jorge explica que su madre fue un poco el motor de todo. “Era una excelente cocinera y creo que nosotros heredamos algo de eso. El servicio de alimentación ya no se trata del sándwich o la milanesa, hoy se exige variedad y equilibrio, por eso tenemos una licenciada en nutrición y no menos de cuatro nutricionistas”, asegura.

Facebook lanza una nueva función de cumpleaños, conoce de qué se trata







(CNN) — Facebook realmente quiere que las personas sigan deseándose mutuamente un feliz cumpleaños en la red social, así que está lanzando una nueva función de cumpleaños y organizando una fiesta.



Llamadas Historias de cumpleaños, permitirá que las personas publiquen imágenes, videos o tarjetas digitales en las Historias de Facebook de sus amigos, las publicaciones verticales que se ubican en la parte superior de la fuente de noticias y desaparecen después de 24 horas, felicitándolos por el exitoso envejecimiento de un año. El contenido festivo se mostrará a todos los amigos del celebrante a través de su feed de Historias, aunque pueden optar por no participar.


MIRA: Cofundador de Facebook sugiere que la compañía sea dividida

Las Historias de cumpleaños son las más recientes en una larga lista de intentos de Facebook para renovar una fuente confiable de compromiso para el servicio, y la última para promover su opción relativamente nueva de Historias. Y creo que yo, una persona que no usa las historias de Facebook ni celebra los cumpleaños de Facebook, puede ser el público objetivo y la compañía lo sabe.

Ya ves, mañana es mi cumpleaños.

Quizá el anuncio sea lo último de la publicidad dirigida. Para promocionar el lanzamiento global de Historias de cumpleaños el día que llegué a este mundo, Facebook está ofreciendo un regalo gratis en 50 panaderías en todo Estados Unidos a todos los que las visiten. Eres bienvenido.

Como muchas personas, escondí mi cumpleaños en Facebook hace años. Ocultar la fecha de mi nacimiento no es una prueba para ver quién la recuerda (a menos que estés casado conmigo). Estaba fatigada por la tradición a veces fría de las personas que escribían “HBD” y pensaban que tenía que encontrar algún tipo de respuesta para cada una. No tengo problema en no recibir felicitaciones de cumpleaños este 10 de mayo. Cada año solo me acerca a la muerte y me da una razón para comerme un pastel de helado Fudgie the Whale.

LEE: Trump apoya a las figuras de extrema derecha prohibidas por Facebook

También hay una razón práctica para no compartir mi fecha de nacimiento en línea. La información personal, como el nombre de la primera mascota (Gaucho) o el apellido de soltera de la madre (McBoatface) es divertida para compartir en un cuestionario o un meme, pero los criminales pueden usarla fácilmente para responder preguntas de seguridad y acceder a tus cuentas confidenciales.

A pesar de cualquier problema de seguridad, Facebook siempre ha sido central de cumpleaños, más que otras redes, excepto tal vez LinkedIn. En 2011, Facebook agregó la posibilidad de desear a los amigos un feliz cumpleaños en su Muro (lo que solía llamar su página de perfil). En 2013 lanzó notificaciones de cumpleaños, así que era obvio quién sabía que era tu cumpleaños y optó por no decir nada (ejem, Andrew). Un año después, tomó los mensajes de cumpleaños y los convirtió en películas animadas para que sea “más fácil disfrutar de los deseos”, como dijo el gerente de producto de Facebook, Jehan Damji, a CNN Business antes del lanzamiento.

MIRA: La privacidad de los usuarios es el nuevo objetivo de Facebook

Algunos de estos planes de cumpleaños funcionaron mejor que otros. Los recaudadores de fondos de cumpleaños de Facebook han despegado y han recaudado millones de dólares para buenas causas, como la Comisión Internacional de Rescate. Pero la red social cerró su servicio de regalos, que permite a las personas enviar regalos reales como osos de peluche y tarjetas de regalo de Starbucks para conmemorar el día especial.

A medida que Facebook se esfuerza por retener a los usuarios más jóvenes, mantener viva la interacción de cumpleaños es una forma de intentar atraer a la gente al sitio al menos una vez al año. Es una oportunidad para recordarles a las personas con las que están conectados en la red y quizás convencerlos de que se queden un tiempo.

Al igual que los cumpleaños, las historias son otra cosa que Facebook está decidida a hacer popular. Comenzó como una función de Snapchat que Instagram clonó con gran éxito. Hace dos años, las historias fueron pasadas a Facebook. La compañía ahora dice que 500 millones de personas los usan diariamente, pero no especificó cuántos publicaron en comparación con los que vieron.

LEE: ¿Pone Facebook en riesgo las cuentas de millones en Instagram?

La nueva función de Historias de cumpleaños podría dar vida a relaciones distantes, y tal vez despertar más entusiasmo por las Historias de Facebook en sí. O podría desvanecerse después de unos años de personas enviando los mismos videos.

De lo que estoy segura es que el viernes 10 de mayo, fecha de mi cumpleaños, voy a compartir mi fecha de nacimiento en mi cuenta de Facebook por primera vez en años y posiblemente publicar en Historias de Facebook por primera vez. Porque por mucho que amo la seguridad y evito las interacciones sociales incómodas, extraño a las personas que me dicen cosas bonitas en mi cumpleaños.