¿Cuánto sale ir a un casamiento como invitado?

Entre regalo, ropa y transporte, el invitado a una boda gasta más que los novios por persona





Nos encanta celebrar pero muchas veces un casamiento nos cuesta más de lo que pensábamos.



En un mes comienza la temporada alta de fiestas y casamientos. A esta altura, los novios ya han resignado parte de sus fortunas en pagos realizados con anticipación y también en alrededor de un 40% de deudas ajustadas a la inflación que terminarán de cancelarse unas dos semanas antes del gran día. Podría decirse que casi todo está consumado: los que se casan son plenamente conscientes del gasto que implica el festejo. No es tanto el caso de los invitados.


A la mayoría de las personas les encanta que los inviten a una fiesta de verdad. Pensemos en Owen Wilson y en Vince Vaughn en Los Rompebodas inventando todaslas estrategias posibles para colarse en una. Sí, siempre están los amargos o snobs que se jactan de aburrirse, de no encontrarle sentido a las costumbres sociales, pero lo cierto es que son minoría. Una fiesta suele ser sinónimo de alegría, de felicidad compartida, de diversión, de comida rica, de champagne libre y de encuentro con amigos, además una ocasión para ponerse lindos y, sobre todo, lindas. Sin embargo, y aunque no hay que olvidar el amor, una invitación a un casamiento implica una cantidad de gastos que sólo pueden pagarse con tarjeta de crédito tal como dice la publicidad.
Los números de los novios
Los sobres con plata son la norma a la hora de regalar. Foto: Pixabay



La pregunta, entonces, es ¿cuánto debe invertir un invitado/a para asistir con dignidad a la boda de un/a amigo/a, compañero/a de trabajo, conocido/a de la vida o familiar? Antes que nada y para tener el panorama completo, conviene hacer un pequeño cálculo de la inversión de los anfitriones. Florencia Noya, directora de Boutique de Eventos asegura que una fiesta promedio termina costando alrededor de $ 300 mil pesos. "Pensemos en alrededor de 150 invitados. Primero hay que alquilar el lugar que hoy cuesta aproximadamente $ 25 mil; a eso hay que sumarle un catering estándar que puede salir unos mil pesos por persona; el DJ y la técnica suman unos $ 20 mil como mínimo; la ambientación sale alrededor de otros $ 25 mil; las fotos unos $ 20 mil; la tarjetería y el cotillón aproximadamente cuestan $ 10 mil y los gastos vinculados con la producción personal de una novia y un novio sensatos puede llegar a $ 30 mil".

Estrictamente los números dan $ 280 mil que para redondear porque siempre hay imprevistos los dejamos en $ 300 mil, esto es, dividido 150, unos dos mil pesos por persona en total.


Vayamos ahora a la inversión individual de cada invitado/a. En estos casos, las cifras tienden a variar porque mucho depende del vínculo con los novios y también de si hay o no que empezar de cero a armar el outfit, aunque de todas maneras consideramos ciertos gastos fijos que todo invitado debe afrontar si decide presentarse en la fiesta.
El regalo en pesos

El regalo es el primer ítem para tener en cuenta. Hoy ya casi no se usa hacer listas en lugares tradicionales con objetos y muebles para armar la casa porque o los novios ya viven juntos o viven solos y tienen sus hogares ya armados. De ahí que el regalo termine siendo un sobre con plata, un crédito, que suele simbolizarse -en pos de la sutileza- en la foto de un jarrón de cristal, en la imagen representativa de una cafetera espresso o en un vale de una posible excursión para la luna de miel. Para esto existen las listas online de casamientos donde los invitados entran, eligen y pagan con tarjeta o con una transferencia.

Desde el sitio La lista de los novios, Belén Pinello asegura que, en general,nadie gasta menos de $ 700 por regalo considerando siempre el criterio clásico del valor del cubierto. "Muchos invitados eligen pagar en cuotas para poder hacer un regalo mejor: los más allegados tienden a gastar más de dos mil pesos", señala. Guadalupe Corbi de WedCompany cuenta que "actualmente una pareja invitada a comer a un casamiento regala entre 2300 y 2600 pesos. Esto es un promedio entre muchos regalos, lógicamente, cuanto más cercano, más regalo". En definitiva, el valor promedio individual por regalo tiende a ser un aproximado de mil pesos.
La producción personal
Los hombres suelen tener los básicos, algo que no sucede con las mujeres. Foto: Pixabay


Se supone que cualquier hombre de bien tiene un traje en su placard o tiene un amigo o un hermano o un cuñado que puede prestarle un saco y un pantalón aptos para una fiesta. En general, el outfit masculino no presenta mayores problemas más que, quizás, comprarse un par de medias o invertir en una linda corbata de seda que puede salir entre 500 y 700 pesos -que tampoco es una ganga a la hora de ponerse a sumar-.

Acá el tema es la producción femenina. Porque aunque la mujer tenga el vestido ya disponible hay que considerar otras mil variables que implican hoy "ponerse linda". No olvidemos que el común de las mortales no son celebrities de Hollywood con eventos de alfombra roja todas las semanas como ocasiones para sentirse bellas y deseadas, sino que las grandes oportunidades suelen ser los casamientos o alguna cena formal, celebraciones contadas con los dedos de las manos. Así que la consigna, en general, para ellas suele ser: hay que aprovechar.

En el caso de ya contar con el vestido que además debe incluir bijouterie, sobre o cartera, zapatos, ropa interior adecuada y abrigo, actualmente gran parte del gasto en producción se va en maquillaje y peinado. Hasta hace unos años, se solía ir a la peluquería, pero hoy el escenario se ha modificado y no sólo es la novia la que contrata a profesionales estilistas. "El 50% de mis clientas actualmente son invitadas a casamientos que se hacen peinado y maquillaje. El servicio completo en el estudio cuesta alrededor de $ 1100 y a domicilio unos $ 1300", asegura Alejandra Garagnani de Bendito Make Up.

Los precios en este rubro tienen mínimas variaciones. Daniela Pastuszuk, maquilladora y peinadora independiente, ofrece un presupuesto de $ 550 por cada servicio y asegura que la tendencia que ella percibe es la mayoría prefiere optar por un outfit básico e invertir en la cara y en el pelo. "Desde hace unos años hasta acá cambió el concepto de producción. Por más tutoriales que se puedan mirar en YouTube la mano entrenada del profesional da siempre otro resultado. Además, ir a la casa de la invitada permite crear un look completo que no desentone: podés tener un vestido hermoso pero si estás mal maquillada o peinada nada se luce", advierte Pastuszuk.
"No tengo qué ponerme"
Muchas prefieren invertir en belleza que comprarse un nuevo vestido para lucirse. Foto: Pixabay


Ahora bien, la que tiene que empezar desde cero tiene el camino repleto de pasadas de tarjeta de crédito. Hoy, un vestido de fiesta básico sin pretensiones parte de unos $ 2000 como mínimo y de ahí para arriba. "Ir de invitada a un casamiento hoy es carísimo. Entre peluquería, make up, vestido, zapatos, accesorios, carteras. Es todo un presupuesto, ¡todo un sueldo! Por eso, siempre es bueno tener en el guardarropas un vestidito negro salvador, ya sea largo o corto, que se puede usar en distintas ocasiones con diferentes accesorios. Desde collares más clásicos, aros grandes y clutchs hasta pecheras de metal, todo vale a la hora de lookear una prenda básica. Son esas pequeñas y grandes inversiones que hacen que ese vestido que ya tiene un par de años vuelva a ser como nuevo", aconsejan Constanza Crotto y Mariana Gándara, periodistas y autoras del blog de moda Muy Mona.

Los precios de los vestidos de las marcas más caras oscilan entre los $ 5000 y pueden irse hasta las cinco cifras en un santiamén. "Entre las opciones más económicas, que ofrecen prendas por debajo de los dos mil se encuentran Justa Petra, Cibeles, Casa Rincón y Becci, todas en sus versiones online", agregan las chicas de Muy Mona. En su listado de marcas accesibles aparecen Tiza Caliza, Le Loup o Pineapple en el rubro de zapatos con stilettos de cuero de buena calidad que cuestan entre dos mil y tres mil pesos; para adquirir accesorios a precios posibles, las expertas en moda recomiendan darse una vuelta por Lithium, Dolores Iguacel, Positivo Design y Las Juanas Night.

Además de pedir prestado a amigas o hermanas, una opción interesante para resolver el problema completo es consultar en los lugares donde alquilan outfits de fiesta. Si bien es un trabajo que debe realizarse con anticipación la cuenta en estos casos puede resolverse por sólo $ 1500 incluidos zapatos, bijou y abrigo. Trinidad Barreiro de Dress me up cuenta que en su showroom tienen más de mil productos a disposición: "Por $ 800 se puede alquilar un vestido de Natalia Antolín o de Rapsodia, por ejemplo. En este precio se incluye la tintorería y hasta se puede pagar con tarjeta en cuotas".
El transporte

No hace falta emborracharse para sobrepasar el límite permitido de alcohol para poder manejar y en ninguna fiesta nadie se va a prestar a ser el conductor designado responsable. Ir y venir en taxi o remis, además, facilita los movimientos y permite relajarse por completo para disfrutar.

Si el lugar elegido para el evento se encuentra ubicado dentro de la Ciudad de Buenos Aires, acá el tema del transporte y su costo resulta menor. No es el caso de los cada vez más numerosos festejos en campos, quintas y salones mucho más allá de la General Paz. Un remis a La Plata cuesta hoy $ 1055 más los peajes, mientras que uno a Pilar sale alrededor de $ 700 pesos más peajes, tomando como base $ 14 pesos por kilómetro.
La previa

Los que son muy cercanos a los novios deben enfrentar otro gasto: las despedidas de soltero/a. Acá hay que considerar cuánto se gasta por persona en una salida a comer que no baja de los $ 300 por persona pero que en este caso aumenta porque siempre le da un regalo personal al agasajado/a, además de la posible salida de fin de semana, utilería o servicio que se contrate. En total, alrededor de $ 500.
Resultado total: $ 3500

Es decir, términos relativos un invitado gasta más en ir a la fiesta que la inversión por persona total que deben hacer los novios.

Regalo: $ 1000

Outfit: $ 1500

Transporte: un promedio de $ 500

Despedida de soltero: alrededor de $ 500
Algunos testimonios



Victoria: regalo $ 2500. Despedida de soltera: $ 800. Vestido: $ 3400 (gasté poco porque lo compre afuera). Zapatos y cartera tenía. Pelo, manos y pies: $ 600. Taxi: $ 250.

Laura: regalo $ 3000. Vestido y zapatos: $ 3000. Ropa interior: $ 400. Despedida de soltera: $ 250. Taxi: $ 400.

Florencia: regalo: $ 1000. Outfit completo: reciclado. Producción: me arreglé sola. Taxi: $ 200.

María: regalo $ 2000. Outfit completo: $ 2500. Maquillaje: $ 600. Despedida de soltera: $ 800. Transporte: fui con mi auto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario