Cómo elegir el catering para una boda





Definir de antemano lo que se va a servir en una fiesta y no invertir sin previo análisis, es lo más importante a tener en cuenta antes de una boda; y considerar varios aspectos como cantidad de invitados, la hora en que se hará y el presupuesto.

Una boda es algo muy importante en la vida de cualquier persona, por lo que al momento de organizarla, hay que tener en cuenta muchos aspectos para que todo resulte como lo soñamos.

Uno de los temas importantes a tener en cuenta es el catering que se elegirá para esta boda y en este sentido es importante definir qué es lo que se va a servir en la fiesta de antemano y no invertir sin previo análisis en uno de los puntos más importante del evento: la comida.

"El primer paso es saber qué tipo de celebración quieren los novios para también ir viendo el tipo de catering. Puede ser una boda tipo cóctel donde el servicio es en diversas etapas con distintas opciones, mientras que otros eligen colocar un menú. También existe la combinación de ambos”, explica Jorge Calandri, socio fundador de Zar Catering.

La elección del tipo de catering tendrá que ver con varios aspectos, como ser la cantidad de invitados, la hora en la que harán la fiesta, el presupuesto a utilizar, por lo que siempre lo importante es que sea cuál sea la opción se elija una empresa que ofrezca la calidad ante todo; es que la comida siempre se lleva los principales comentarios de toda boda.

Importantísima es la temporada del año y la hora del día en que se llevará el encuentro, para definir este tema. Siempre es mejor en los días cálidos de verano los platillos y tapas frescas, con productos de la temporada.

Se pueden usar frutas tropicales, mariscos, ensaladas y platos más livianos. Mientras que cuando se trata de los meses de invierno los que mejor se adaptan son los platos calientes.

“Hoy las empresas de catering ofrecen opciones modernas: preparación de platos en vivo al estilo de un espectáculo es una idea genial para aquellos novios que adoran ser diferentes, puestos o estaciones de comida, barra de cócteles, también es una buena opción para ponerle más dinamismo a la fiesta”, expresa Jorge Calandri.

Además, deja un consejo para aquellos que estén planificando una boda: “a tomar nota, para evaluar las empresas de catering para la boda es importante tener en cuenta la experiencia de la compañía, las recomendaciones de otros novios, la calidad de la comida, la preparación y el servicio”.

La oferta que hay en el mercado en la actualidad es muy variada por eso para definir este punto tan importante de la boda, lo más recomendable es tomarse todo el tiempo necesario.

El cierre con la tradicional mesa dulce o candy bar, es una de las cosas que más arrasa en las bodas. Situada en la fiesta posterior, hace las delicias de todos los invitados y, es que, después de bailar hasta que el cuerpo no puede más, apetece comer algo para recuperar fuerzas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario