Cambió su ramo de novia por unos cachorritos con un buen motivo

Samantha, que no quiso dar el sí quiero con un ramo de flores y aprovechó para ayudar a cachorros abandonados a encontrar un hogar.



Las bodas son un lugar genial para conocer a la que podrá convertirse en tu pareja... o, por qué no, en tu mascota. Así lo quisieron Samantha Duckert y Kendel Clark, de Iowa (Estados Unidos), que celebraron su boda el pasado 9 de septiembre y, en lugar de flores, eligieron perritos.

La idea en realidad fue de la novia, Samantha, que no quiso dar el sí quiero con un ramo de flores y aprovechó para ayudar a cachorros abandonados a encontrar un hogar.
"En principio quería llevar al altar a mis propios perros, que son tres, pero me di cuenta de que ellos ya tienen techo y amor, así que decidí que iba a intentarlo con perros abandonados", cuenta a InsideEdition.com la novia, que ahora ha adoptado el apellido Clark.

El refugio A Heinz57 Pet Rescue and Transport tenía cachorritos de siete semanas disponibles para el día de la boda. Los cachorros eran una mezcla entre chihuahuas y perros salchicha.

"No creo que nadie pensara que estaba lo suficientemente loca como para seguir adelante con mi idea", cuenta la joven a Des Moines Register. "Pero a todo el mundo le encantó. Los cachorros no dejan indiferente a nadie".

Las fotos de la boda se han hecho virales, y desde el refugio se han puesto en contacto con la novia para contarle la cantidad de solicitudes de adopción que han recibido.