Buscan alternativas para mejorar respuesta a demanda de círculos infantiles

Una de ellas es el uso de lugares subutilizados por empresas y que pueden ser adaptados con las condiciones necesarias para atender y educar a los niños en la primera infancia, a lo que contribuyen con sus recursos los propios organismos y se cuenta con el aporte de los docentes del sistema de Educación




En esa oriental provincia orientan a la familia, la comunidad y las diversas instituciones acerca de los métodos y consejos educativos a desarrollar en las edades comprendidas de cero a cinco años.
La habilitación de locales y las casitas comunitarias infantiles son alternativas que se exploran en la provincia de Santiago de Cuba, para suplir el déficit de capacidades de los círculos infantiles y asumir la demanda de las madres trabajadoras.

Niurdis Reyes, jefa de Educación Preescolar en el territorio, explicó que son lugares subutilizados por empresas y que pueden ser adaptados con las condiciones necesarias para atender y educar a los niños en la primera infancia, complementándose con los recursos de los propios organismos y los docentes del sistema de Educación.

Un total de 13 mil niños se educan en 82 círculos infantiles existentes en los nueve municipios santiagueros, pero son muchas más las solicitudes insatisfechas, ante lo cual las casas cuidadoras son la principal opción para las madres trabajadoras.

Reyes destacó que asesoran y ofrecen preparación a ese sector cuentapropistas de mujeres, quienes ofrecen verdaderos espacios de cuidado y formación para los infantes.

El programa Educa a tu Hijo ofrece una instrucción equiparable a la de los círculos infantiles a un alto porcentaje de pequeños entre cero y seis años de edad desde las comunidades.

Vivian Colás, promotora del Educa a tu Hijo, en esta urbe, explicó que involucran más a la familia, la comunidad y las diversas instituciones en la sensibilización sobre la importancia de los métodos y consejos educativos para las edades comprendidas de cero a cinco años.

También atienden a los menores con necesidades educativas especiales, con el apoyo del personal de Educación en la preparación para su pase al preescolar y ejecutores del sector de la Salud que orientan a los padres, principalmente con los bebés que aún no cumplen su primer año de vida, agregó.

Primero, segundo y cuarto años de vida de la enseñanza preescolar aplican el tercer perfeccionamiento educativo para elevar la calidad del proceso de enseñanza y aprendizaje, incluido también en el programa Educa a tu Hijo, expresó Colás. (ACN).